21 de Julio del 58: victoria de la batalla del Jigüe

21 de Julio del 58: victoria de la batalla del Jigüe

El 21 de julio de 1958, tropas del Ejército Rebelde comandadas por Fidel Castro salieron victoriosas en la batalla de El Jigüe, que cambió radicalmente el curso de la guerra de liberación.

Este fue un combate que se llevó a cabo entre el 11 y el 21 de julio de 1958, en las cercanías de la confluencia de los arroyos Jigüe y La Plata, cerca del poblado de Arroyo de las Cuevas, en el actual municipio Guamá, de la provincia de Santiago de Cuba.

Contra la Sierra Maestra la tiranía batistiana había lanzado más de 10 mil soldados apoyados por artillería, aviación y unidades de la marina de guerra en un intento por liquidar a las fuerzas insurrectas.

La batalla de El Jigüe demostró que, en poco más de año y medio, el pequeño grupo de sobrevivientes de Alegría de Pío se había convertido en una fuerza organizada, y resultó el preludio de la avalancha revolucionaria que pocos meses después culminaría con el triunfo de enero.

Esta victoria del Ejército Rebelde, desde el punto de vista militar, fue el último desastre para la ofensiva batistana. El Ejército Rebelde desarrolló un nuevo plan de ataque con el objetivo de reducir el peligro potencial que representaba el batallón enemigo al que se enfrentaban, que los superaba en hombres y armas.

Después de 10 días de constante combates el 20 de julio, los oficiales y los soldados del ejército batistano, desmoralizados y vencidos, comenzaron a deponer las armas de acuerdo con las condiciones propuestas por los rebeldes. Quizá la batalla no terminó el mismo 20 sino al día siguiente, 21 de julio de 1958.

En el combate se ocuparon 249 armas, el enemigo tuvo 41 muertos entre soldados, clases y oficiales, y se le hicieron más de 200 prisioneros, 30 de ellos heridos. A partir de la batalla de Jigüe se inició la contraofensiva militar con las armas y el parque obtenidos.

En su libro “La victoria estratégica” Fidel definió la ofensiva del ejército batistiano durante más de 70 días en dos etapas. La primera entre el comienzo de la toma de Las Mercedes y el combate de Pueblo Nuevo, y la segunda que se caracterizó por la contención de la ofensiva enemiga.

“Esta etapa, precisa Fidel, se prolongó tal vez hasta el 11 de julio (de 1958), fecha en que comenzó la Batalla de El Jigüe, a partir de la cual se inició la etapa que pudiera denominarse la contraofensiva rebelde”.

!Esperamos tus comentarios en Facebook, en Instagram, y tus RT en Twitter.
!Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *