Entre unidad y distanciamiento, el barrio