Cienfuegos es la mejor provincia en el programa de la vivienda, pero no escapa a los problemas

Cienfuegos es la mejor provincia en el programa de la vivienda, pero no escapa a los problemas

Irám Gutiérrez vivió durante años en una ciudadela de Cienfuegos, junto a su esposa e hija, pero la familia fue beneficiada con un moderno apartamento, que era su sueño. «Mirar el techo propio es una de las mayores tranquilidades que puede alcanzar un ser humano», dice.

«Estoy muy contenta, es mucho más de lo que yo estaba solicitando», confiesa Daniuska Capote Casales, madre de tres hijas (Analía, María Eduarda y Michelis Daniela). A ella le brillan los ojos al referirse a su nueva casa, entregada hace unos meses en la zona de Las Minas, en Cienfuegos.

«Teníamos problemas en la familia, las niñas estaban muy inestables, además de que son asmáticas y tienen disímiles situaciones de salud. Recibí ayuda de bienestar social, y luego se me dio esta oportunidad grandiosa de la casa.

«No tenemos muchos recursos materiales, pero la tranquilidad de un hogar propio no tiene precio. Me parece un sueño. Todavía no me lo creo», cuenta Daniuska Capote.

Ella es una de las casi cien mujeres respaldadas en el territorio, hasta el momento, por el programa nacional de atención a madres con tres o más hijos y beneficiadas con un hogar.

Tres años cumplidora en la vivienda

La Política de la Vivienda, aprobada en diciembre de 2018 e implementada en 2019, prioriza las afectaciones climatológicas, las condiciones precarias, la dinámica demográfica y las personas con escasos recursos; y plantea un programa de diez años para la recuperación del déficit habitacional en el país, que al cierre de 2020 ascendía a 862 879 viviendas.

Cienfuegos debe convertirse en el único territorio cubano en cumplir este 2021 la Política de la Vivienda, si antes de finalizar el año concreta la edificación de más de 990 nuevos domicilios, algo que todos esperan aquí e incluso se cree hasta posible rebasar.

Durante los dos primeros años de implementación de dicha política, la provincia excedió el plan acordado, con más de 1 100 viviendas construidas en 2019 y 2020.

En consideración de Alexander Corona Quintero, gobernador de Cienfuegos, el territorio también debe hacerlo en el actual calendario, cuando otra vez habría de finalizar con más de 1 100 nuevos hogares construidos. Todo ello, pese a la pandemia, el incremento del bloqueo y las grandes afectaciones de recursos afrontada por el sistema de la vivienda, ilustra. Es la única provincia en conseguirlo de forma consecutiva.

Los principales problemas –acotó–, guardan relación, fundamentalmente, con la poca disponibilidad de recursos de terminación. Hay muchas células básicas que están casi a punto de remate, pero carecen de estos para darlas por terminadas.

El Gobernador de Cienfuegos precisa que, no obstante el despegue de esta en relación con otras provincias, sigue siendo el de la vivienda uno de los temas más tributarios de planteamientos y quejas de la población acá, dada su alta sensibilidad y la acuciante necesidad de hogares de muchas personas.

Aunque el plan general se cumple, la construcción de viviendas a través de subsidios apenas rondará el 50 % de lo previsto en 2021, debido al déficit de recursos imperante.

Teresita Roldán Fumero, directora provincial de la Vivienda, indicó que, unido a la escasa disponibilidad de elementos de terminación (muebles sanitarios y módulos eléctricos e hidráulicos), los cuales no se producen localmente, se registraron afectaciones con el acero y el cemento.

En tal sentido, es pertinente recordar que la Fábrica de Cemento de Cienfuegos, la mayor del país y responsabilizada con más de la mitad de la producción nacional, estuvo cuatro meses inactiva como consecuencia de la paralización en el arribo de combustibles ocasionada por la política de recrudecimiento del bloqueo.

«Identificamos las licencias de construcción abiertas por esfuerzo propio y en fase conclusiva para, mediante los puntos del comercio minorista, garantizarles la venta de áridos a sus titulares», sostuvo la Directora provincial de la Vivienda.

Roldán Fumero agregó que la asignación y comercialización de estos recursos obedece a las necesidades de cada municipio, así como al objetivo de resarcir, en un periodo de siete años, la situación precaria de cerca de 9 000 hogares en la Perla del Sur.

Más casas en Cuba, pero aún no son suficientes

Vivian Rodríguez Salazar, directora general de la Vivienda del Ministerio de la Construcción, informó en febrero pasado que en el año 2020 terminaron en Cuba 47 297 nuevos hogares, el 115 % del plan (era de 41 014).

El programa estatal llegó al 92 % (13 865 viviendas), pero el de los subsidios solo alcanzó el 61 % (7 593 células básicas habitacionales). Por esfuerzo propio fueron inauguradas 25 839 unidades, de las 13 632 previstas para el segundo año de la Política de la Vivienda. Casi el doble de lo concebido.

René Mesa Villafaña, ministro de la Construcción, afirmó a Granma el 23 de agosto de 2021 que en los dos primeros años de la Política se terminaron 91 863 viviendas, aunque no se cumplen de forma general los planes estatales (86 %) y de los subsidios (85 %). En el programa de la rehabilitación de inmuebles se terminaron 57 452 acciones, el 93 % de lo previsto.

Expresó, asimismo que al cierre del primer semestre de 2021 se acumulaban atrasos significativos, al concluirse 9 323 viviendas, las cuales representaron el 21 % de un plan para ese periodo de 44 652 moradas. «Esto incluye los planes estatales, subsidios y por esfuerzo propio», dijo el Ministro.

Durante las sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), el pasado mes de octubre, se reveló que, para beneficio de más de 1 100 000 cubanos, el Estado construyó desde el año 1990 hasta 2018 un total de 401 777 viviendas, «las cuales resultan insuficientes», de acuerdo con el criterio vertido allí por Santiago Eduardo Lage Choy, presidente de la Comisión de Industria, Construcción y Energía de dicha instancia de gobierno.

En las propias sesiones de la anpp se les informó a los diputados y al pueblo en general, que se incumplía la construcción de viviendas.

Al interpretar el fenómeno se comprenden que gravitan varios elementos causales conocidos y complicados (arrecio del bloqueo, pandemia, retracción de la industria cementera, incumplimiento de los programas locales de fabricación de materiales de la construcción), pero además existen otros de orden organizativo, técnico y de disciplina.

«Estamos dejando de usar los recursos locales para edificar viviendas y lo establecido es que, si tenemos arcilla, no hay que hacer bloques; pero nadie tiene derecho, ni el particular ni el Estado, a violar lo que indica la Política de la Vivienda», apreció, hace pocas semanas, el vice primer ministro, Comandante Ramiro Valdés Menéndez, en Sancti Spíritus, como parte de un recorrido para examinar el avance del sector y otros elementos.

La posibilidad real del empleo de proyecciones constructivas, que puedan sustentarse en el ladrillo o en elementos milenarios como la arcilla, es algo sabido, planteado en diversas ocasiones a lo largo del país, pero puesto en curso sin el necesario impulso como para que constituya una práctica común, y mediante su generalización contribuya al ahorro de valiosos materiales deficitarios con los cuales no se cuenta en tiempos de contracción económica.

«Con mucha frecuencia, los materiales de la construcción no llegan a la población, nos falta intercambio con el pueblo y control popular sobre estos procesos. Hay que atender más los estados de opinión de las personas, y no podemos permitir que nos desvíen los recursos para los lugares que no fueron asignados», agregó.

Valdés Menéndez llamó a crear las capacidades productivas a partir de los recursos naturales existentes en cada lugar, para responder localmente a las necesidades acumuladas y mejorar el fondo habitacional.

Por: Julio Martínez Molina / Diario Granma

!Esperamos tus comentarios en Facebook, en Instagram, y tus RT en Twitter.
!Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *