Jardín de Macradenia en Cienfuegos: protección agroecológica de especies en peligro

Jardín de Macradenia en Cienfuegos: protección agroecológica de especies en peligro

El manejo agroecológico de algunas especies en peligro de extinción, como orquídeas, bromelias, aráceas y helechos, entre otras, constituye uno de los pilares fundamentales de la labor de protección y conservación de la flora desarrollada en el Jardín de Macradenia del municipio de Palmira, en la provincia de Cienfuegos.

Omar Alomá Moreno, creador del edén, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que para la fertilización de estas plantas utiliza productos naturales y biodegradables, siempre en armonía con la naturaleza, como el fitomax, el bailofan y el humus de lombriz, en tanto posee una colmena con el objetivo de usar a las abejas como agentes polinizadores.

Señaló que para el cuidado de estas plantas cada una tiene una chapilla y, además, están introducidas en una base de datos digitalizada, donde consignan el nombre científico y vernáculo y la familia botánica.

También incluyen el registro de introducción e información etnológica como el lugar de colecta, la altitud sobre el nivel del mar y la humedad relativa óptima para su desarrollo, así como fotos y la cantidad de individuos existentes, añadió.

Más de dos mil 200 especies, de unas 120 familias botánicas, conviven en un espacio que sobrepasa los mil metros cuadrados, donde sobresale la colección de orquídeas ̶̶ la segunda más grande de Cuba, por detrás de la localizada en Soroa, Pinar del Río ̶ , seguida por las bromelias, las aráceas y los helechos, entre otros.

En este oasis urbano hay alrededor de 800 clases de orquídeas (entre naturales e híbridos), que representan más del 50 por ciento de las originarias cultivadas fuera de su hábitat natural, argumentó Alomá Moreno.

Acá trabajamos principalmente con el género encyclia, poco investigado en Cuba, al igual que con otros grupos exóticos amenazados, por su interés ornamental y conservacionista, acotó.

Estructurado en pabellones, uno de ellos está dedicado a orquídeas autóctonas de la nación y a otros géneros como las catleyas, igualmente dispone de un umbráculo donde se localizan anturios y uno denominado miscelánea, que reúne a variedades de otros países.

Concientizar sobre la necesidad del cuidado de los ejemplares, algunos en peligro de desaparecer por completo a causa de la depredación y la extracción de su entorno, es otra de las premisas desplegadas por Alomá Moreno como parte de su quehacer docente y comunitario.

Por este motivo, año tras año el vergel abre sus puertas a estudiantes de todos los niveles de enseñanza, con el objetivo de inculcarles el amor por la naturaleza y la necesidad de cuidar a estos y otros individuos para lograr su protección y sostenibilidad.

Alomá Moreno es, asimismo, profesor de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Cienfuegos, donde imparte las asignaturas de Botánica I y II, y ofrece clases prácticas en la propia parcela sobre morfología (hojas, frutos) y taxonomía o clasificación botánica.

Las restricciones para combatir la epidemia de la COVID-19 han limitado el acceso al Macradenia, sin embargo, su director reconoció que, a pesar de estar enclavado en una zona urbana, el nivel de visitantes, en su mayoría cubanos, cada vez es más elevado.

A principios de los años 90, Alomá Moreno empezó a trabajar en el Jardín Botánico de Cienfuegos ̶ con el cual mantiene estrechos vínculos de colaboración en la actualidad ̶ y, desde esa fecha, comenzó a ver su pequeño proyecto con un potencial científico-técnico, cuyo propósito inicial fue la adaptación a condiciones ex situ de especies oriundas del país para su estudio y preservación.

El Macradenia, que comenzó como un pequeño patio ornamental, recibió su nombre por una orquídea cubana en vías de extinción, descubierta por el investigador en el macizo montañoso de Guamuhaya.

Ostenta la condición de Jardín de Referencia Nacional y desde 2018 exhibe la Quinta Corona de la Excelencia otorgada por el movimiento de la Agricultura Urbana y Suburbana.

Por: Yohandra Gómez Amaró | ACN

!Esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter. Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *