Nuevo código de las familias aterriza la realidad social

Nuevo código de familia aterriza la realidad social

Como resultado de intensas y aportadoras jornadas de estudio y de trabajo se aprobó la versión número 22 del anteproyecto del Código de Familia y se acordó iniciar un proceso de consultas especializadas que permita perfeccionar su contenido en pos de atemperarse más, a la realidad social cubana.

Se trata de que la familia represente su tiempo y la cotidianeidad. El actual anteproyecto del nuevo código de familias para una Cuba más justa y equitativa resulta un progreso en materia de concepción del núcleo familiar, como una célula fundamental de la sociedad y su papel en la transmisión de tradiciones, valores y afecto.

De 1975 data el código vigente, que si bien en momentos cruciales para la revolución cubana constituyó un avance en la época, ahora, ya no es coherente según las modificaciones sociales y los diversos tipos de familias que convergen en la isla.

Aunque una de las principales problemáticas que se abarca es la oportunidad del matrimonio igualitario, también, se aborda con perspectiva de género asuntos indispensables como los temas de filiación, las relaciones parentales, las instituciones de guarda y protección, así como la violencia familiar.

El anteproyecto del código es extenso y explicativo. Cuenta con 483 artículos que tienen como base la dignidad y la igualdad. Sobre ellos, el pueblo puede opinar y enviar sus criterios, para lo que se habilitó diversas vías. (familias@minjus.gov.cu.)

La nueva propuesta reconoce el principio de pluralidad familiar y los roles que tienen las personas en las distintas tipología de familias, ya sea extendidas, reconstituidas, homoparentales, monoparentales, nucleares y transnacionales.

Además, por vez primera en el derecho cubano  se rompe con el paradigma de la sangre como fuente de la relación filiatoria, derivada de las técnicas de reproducción humana asistida.

Es este un proyecto actualizado que responde a la Constitución Cubana de 2019 atemperado a la realidad y de un pensamiento adelantado para la sociedad patriarcal en la que vivimos, su tratamiento y aprobación requiere una mentalidad en la cual se piense en sentido plural, porque apuesta no por la tolerancia, sino por la inclusión, donde todos tenemos iguales derechos.

!Esperamos tus comentarios en Facebook, en Instagram, y tus RT en Twitter.
!Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil