Promueven proyecto protección de la biodiversidad marina en Cienfuegos

Promueven proyecto protección de la biodiversidad marina en Cienfuegos

Décadas de explotación en la actividad pesquera amenazan la preservación de especies marinas en la bahía de Jagua. En comunidades cienfuegueras del litoral como el Castillo de Jagua y el Perché, donde la pesca constituye tradición, se implementan acciones a través del proyecto Probiomar, que tiene como objetivo fundamental la protección del medio ambiente, con el necesario protagonismo de la comunidad, beneficiada también con esa iniciativa.

Marisol Otero Álvarez, directora del Museo Fortaleza Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua, explicó que Probiomar favorece a diez familias de pescadores y se inserta en el programa de desarrollo local existente. La urgencia de salvaguardar las variedades de peces en la bahía, condujo a la creación de “tres productos turísticos de pesca sin muerte y además de romería, pero también las esposas de los pescadores se incorporan a la realización de manualidades”.

Otero Álvarez, agregó que como novedad, se prevé un tipo de pesca que no provoca afectación a la biodiversidad, pues una vez efectuada “el pez se talla y pesa, en dependencia de la especie, y luego regresa al mar”. Este opcional turístico, está concebido para el entorno de la ensenada cienfueguera y lo disfrutarán tanto visitantes de la Isla como foráneos.

“Se quiere que los pescadores desarrollen otro tipo de actividad que les reporte ingresos, evitando la captura intensiva y el uso de artes de pesca invasivos, dañinos para el medio ambiente. De igual manera las mujeres podrán efectuar una labor que les permita obtener independencia económica, salir del hogar, empoderarse”, comentó Jorge Gómez Hernández, museólogo y director de Probiomar.

Aunque la intención no es desligar completamente a los pobladores del Castillo y el Perché de una actividad que representa tradición y deviene compromiso con la industria pesquera, el proyecto permite buscar otras formas de ganancia en armonía con el entorno. Igualmente, la delegación provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), se interesa en el aporte de los hombres de mar, quienes pueden contribuir a los monitoreos.

“Esta actividad no es muy complicada y tampoco afecta el cometido principal de los pescadores”, agregó Gómez Hernández. Una de las intenciones del Citma es contar con apoyo para la observación del comportamiento de las algas rojas, por ser tóxicas y fuentes de contaminación. De los pobladores de la comunidad llegaría a las autoridades del organismo la alerta sobre el estado de las referidas plantas acuáticas.

Sailí Áreas Hernández, fundadora de Probiomar y al frente de un emprendimiento en la comunidad del Castillo, refirió que el proyecto “tiene grandes beneficios, pues con tantos años de sobrexplotación de la bahía, con la contaminación que también hay en ella, ya las capturas no son las mismas; hay muy pocos pescados que coger y entonces tienen que pasarse días y días para coger algo, llevar a las casas y alimentar a las familias”.

El proyecto permitirá la atracción de diferentes públicos y ofrecerá otro valor a las embarcaciones, toda vez que los visitantes podrán realizar paseos por la bahía y practicar la pesca sin muerte. Para ello las familias contarán con recursos como varas de pescar, salvavidas, algunas cantinas térmicas y se rehabilitarán los botes a los que se les colocará una vela blanca y estará pintado de azul.

Por su parte, las mujeres que practican manualidades cuentan con un espacio en el Centro de Gestión e Interpretación del Patrimonio Marinero, donde están instaladas las máquinas para coser con el resto de los insumos como hilos, agujas y telas.

Probiomar constituye una alternativa ante la inminente afectación al ecosistemas marino en la bahía cienfueguera. Sin embargo, requiere una intensa labor educativa para lograr la comprensión de quienes durante su vida han tenido como sustento los productos que obtienen del mar. Diversificar la actividad económica en zonas como el Castillo de Jagua y el Perché, con potencialidades para ofertas turísticas sostenibles, resulta imperativo en medio de los acelerados cambios medioambientales.

Por: Dainerys Torres Núñez / Radio Ciudad del Mar

!Esperamos tus comentarios en Facebook, en Instagram, y tus RT en Twitter.
!Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *