Un verano desde casa

Un verano desde casa

La etapa estival invita al disfrute. Los calurosos meses de Julio y agosto representan conceptos de diversión, esparcimiento y descanso. Sin embargo, la situación epidemiológica del país con la fuerte oleada de COVID-19 impone nuevos códigos de vida que también modifican el verano.

La convocatoria es a quedarse en casa cuando los reportes diarios de la enfermedad en la isla ascienden a más de 3mil casos positivos, cifras que tensan la estructura y el funcionamiento del sector de la salud en Cuba y también, constituyen una alarma para la vida.

El período estival inicia justo cuando provincias como Cienfuegos refuerzan las estrategias para salir del actual rebrote en medio de la fase de transmisión epidémica y se busca disminuir al máximo la movilidad de las personas.

Este contexto obliga a asumir conductas más severas de restricción, y a posponer el disfrute de vacaciones tan merecidas y necesarias en medio de un escenario que según especialistas puede producir agotamiento pandemico.

El reto está en ser creativos y vivir un verano en familia desde casa. Reiventar dinámicas que incluyan ejercicios o actividades como la lectura, juegos de mesa y otras.

En cada provincia se diseñan ptogramas culturales desde las plataformas online y los medios de comunicación renuevan su programación habitual para un público avido de entretenimiento.

Otro verano diferente se asume a lo largo y ancho del país para vivirlo, desde los hogares con responsabilidad y autocuidado, claves para salvaguardar la vida.

!Esperamos tus comentarios en Facebook, en Instagram, y tus RT en Twitter.
!Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil