En la tarde de este martes, 20 de febrero, se realizó en la sala 1 del Multicine Infanta, la premier y conferencia de prensa de la tercera temporada de Calendario , una de las series más populares y esperadas en los últimos tiempos por los cubanos. Nuevos personajes aparecen para discursar a profundidad de temas medulares como la discapacidad o la religión. Para ello, jóvenes actores como Enmanuel Castillo y Anabel Novo se integran con mucho acierto al duodécimo 3 en el que nuevamente Amalia iluminará la inocencia.

La música, a cargo de Magda Rosa Galbán y Juan Antonio Leyva agregan nuevas huellas al mapa sonoro de la serie, respetando las esencias y el costado luminoso de esta obra escrita por el indiscutible rey Midas del guion en Cuba: Amílcar Salatti.

Los aplausos y gestos de agradecimiento por parte de los presentes no se hicieron esperar al finalizar el primer capítulo, pues Calendario mantiene su esencia enternecedora y optimista, que nos anima a iluminar la inocencia donde quiera que esta se encuentre.

Sobre cómo se asumió desde la dirección y otras disciplinas el cierre definitivo de la serie, Magda González Grau, su directora, comentó que el guion de Amílcar Salatti allanó el camino para que fuera un cierre por todo lo alto. La experimentada realizadora enfatizó en su deseo de estar a la altura de esos guiones desde la puesta en escena, pues la intensidad de los mismos y la rotundez narrativa así lo requerían.

También habló de lo fácil que fue integrar a los nuevos actores que aparecen en esta tercera temporada al equipo. Todos, de alguna manera, conocían muy bien la serie, han visto las dos primeras temporadas y la alegría de conformar esta tercera significó una ganancia a la hora de trabajar. Los personajes que aparecen nuevos son muy poderosos, por lo que se escogieron actores noveles y veteranos con el suficiente talento y compromiso para darles vida. Rostros jóvenes como los de Emanuel Castillo, Anabel Novo y Rosalí Suen se suman a la serie: son tres alumnos que entran en este duodécimo 3 diverso y pletórico de dilemas personales. Por su parte, el queridísimo actor Patricio Wood interpretará esta vez a un peculiar profesor de matemáticas que será la contraparte antagónica de Amalia en esta tercera entrega. Fueron muy bien recibidos y enseguida hicieron química con los que ya estaban.

Magda también comentó sobre lo retador de todos los temas que se abordaron en esta tercera temporada. Había que cerrar el tema de la pedofilia, la homosexualidad, la prostitución, entre otros, y todos llevaban su estudio y responsabilidad a la hora de representarlos.

Si algo espera Magda González Grau, y así no los hizo saber, es que el público se lleve, con esta tercera temporada, lo mismo que se intentó desde la primera: la esperanza, el amor y la entrega de todos aquellos maestros que, como Amalia, trabajan cada día para formar mejores hombres y mujeres, pese a las carencias, las fracturas familiares y las diversas pérdidas materiales y espirituales que por momentos nos devoran el alma.

Por su parte, Amílcar Salatti explicó que con los nuevos personajes que aparecen en esta temporada, pudo abordar temas, que, según las investigaciones, el público estaba pidiendo. Las características y psicologías de dichos roles están muy acordes a estos tiempos, y en ese sentido los actores y actrices que los encarnan aportaron mucho partiendo del texto. Son en principio, muchachos de estos tiempos, y el cómo serán recibidos por las audiencias solo el tiempo al aire lo dirá.

El experimentado guionista, se vio en esta temporada, frente a la realidad de que muchos actores claves en las historias, no podrían estar, ya fuera por la consabida migración del talento artístico, o por decisión propia. Esto lo movió a hacer reescrituras de última hora y justificar dichas ausencias de la mejor manera que la circunstancia le dejaron. Tuvo que rearmar conflictos, peripecias, y otorgarle historias que eran para otros personajes, a los que quedaban disponibles. Se intentó, ante todo, que esas costuras inevitables del guion no absorbieran la trama, y que la historia de Amalia y sus muchachos continuara con la misma organicidad y frescura de siempre.

Amílcar Salatti desea con esta temporada conclusiva de Calendario, que el público siga viendo reflejadas sus realidades, sin perder la esperanza y el optimismo. La bondad y el cariño de la gente para con Calendario, ha sido imprescindible en la evolución de la serie. La audiencia, de cierto modo, ha escrito junto a Amílcar y Magda el destino de Amalia y sus muchachos; por lo tanto, se espera de este, una conclusión luminosa y feliz.

El joven actor Enmanuel Castillo comentó lo increíble que fue sumarse al elenco de Calendario en esta tercera temporada. Se sintió muy bien acogido por el equipo técnico y por los actores. Fue un proceso rápido, profesional, que le enseñó sobre los ritmos productivos de la televisión, algo que ya ha tomado para sí a la hora de asumir un trabajo de esta envergadura.

Otra que se suma al elenco de Calendario es Anabel Novo, que asume un personaje relacionado con la fe y la religión, y que exigió de ella, estudio, enfoque y mucha preparación previa.

Calendario arranca su tercera temporada , para sellar las historias de estos jóvenes cubanos tan cercanos a los que día a día habitan en nuestras calles y barrios. Nuevamente Amalia iluminará inocencias y rendirá a sus pies a un público fiel y necesitado de esperanza.

(Escrito por: Jordanis Guzmán Rodríguez)

 

Por Portal de la TV Cubana

Portal de la TV Cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

📺 Programas de Perlavisión 👇