Patricio Wood: «Octavio, mi padre en el arte»

El reconocido actor cubano Patricio Wood recibió recientemente el premio otorgado por el Círculo de Cultura de la Unión de Periodistas de Cuba, a raíz de su documental Esa es la vida, Octavio, en homenaje al ya fallecido cineasta.

La propuesta narra diferentes pasajes de la trayectoria del realizador Octavio Cortázar Jiménez (1935-2008), director que atesora importantes obras como Por primera vez (1968), “El Brigadista” (1977), “Guardafronteras” (1980), “Derecho de Asilo” (1994) y “Soy como soy” (2003).

Patricio Wood, quien recibió la noticia del galardón durante la edición 43 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en 2022, ofreció declaraciones en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias.

– ¿Cuándo inició el proceso de grabación de “Esa es la vida Octavio”?

Comenzamos el rodaje a finales del año 2021, cuando el país presentaba aún una situación compleja por la COVID-19; curiosamente es el primer documental asumido por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos en ese periodo.

El proyecto era en sí bien abarcador y aspiraba a presentar una faceta más íntima del protagonista como su vida personal y familiar, pero las circunstancias hicieron que nos inclináramos más hacia lo profesional.

A veces pienso que los cineastas del Tercer Mundo hacen la película que pueden hacer y no siempre la que quieren.

La grabación finalizó en enero de 2022 -días previos al cumpleaños 87 de Cortázar-, y la fecha era oportuna para que el documental pudiera competir en los festivales de ese año.

– ¿Cómo surgió la idea de realizar esta iniciativa?

Siempre tuve interés en conocer acerca del pasado de Octavio, y sobre todo, los ingredientes que daban vida a esa persona de carácter tan peculiar, pero él nunca me dijo nada.

En una ocasión, durante el rodaje de la película “Guardafronteras”, le pregunté sobre sus orígenes y seriamente me dijo: ‘¿Para qué tú quieres saber eso Patricio?’; y luego descubrí que había tenido una infancia difícil y traumática desde el punto de vista familiar.

Tras su muerte, el artista visual y cineasta Pedro García Espinosa me regaló un casete con una entrevista de vida que le había realizado a Octavio y tiempo después, la periodista Virgen Gutiérrez tuvo el mismo detalle conmigo.

Llegué a sentirme como un albacea de su obra y con todos esos ingredientes desaté una búsqueda que al igual que en un documental pudo recaer en un libro, y no lo descarto todavía por las informaciones que no han salido a la luz”.

– ¿Cómo fue su relación con Octavio Cortázar?

En realidad, mantuvimos un estrecho vínculo desde mi adolescencia cuando me seleccionó para la película “El Brigadista”; fue el que me inició en el mundo del cine.

Octavio y yo sostuvimos una relación de amistad muy profunda y sincera; se convirtió en mi padre en el arte y llegué a tener gran confianza en mí porque sabía que él existía.

Sin dudas, era una persona exigente y le daba mucha importancia a la formación, lo cual expresó muy bien en su último documental “El onceno maestro” (2007), por la tradición de educadores en su familia.

De manera general, resultó un realizador peculiar que supo comunicarse con el público y entendió el tipo de cine que se debía de hacer en Cuba.

– ¿Es primera vez que asume el reto de dirigir en el cine?

Afortunadamente no es primera vez que dirijo un proyecto en el séptimo arte.

Hay dos enemigos potenciales para el creador y son el exceso o la falta de información, por lo que fue complicado desde el manejo de las entrevistas para decantar y seleccionar datos hasta la grabación durante la etapa de pandemia.

No obstante, lo más importante era enamorarse del trabajo, ya que todo radica en el amor que uno le ponga a las cosas y en cómo se comprometa con ellas.

Trabajé mucho pero fui feliz.

Patricio Wood (1961) desde sus inicios incursionó en diferentes espacios del cine, el teatro y la televisión, por lo que se ha convertido en una de las figuras más icónicas de la actuación en Cuba.

Ha participado en otras películas como “Che” (1996), “Últimos días en La Habana” (2016) y “Ciudad en Rojo” (2007).

De igual forma, es merecedor de reconocimientos como la Distinción por la Cultura Nacional (1986), el Premio de Actuación del Festival de la Radio (1987), la Réplica del Machete de Máximo Gómez por el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (1988), el Premio de Actuación Caricato (2003) y la Medalla XX Aniversario de la Asociación Hermanos Saíz (2006).

Recientemente culminó las grabaciones de la tercera temporada de la serie juvenil “Calendario” con un personaje muy polémico, y de un episodio del popular policíaco “Tras la huella”, ambos programas próximos a emitirse.

(Escrito por Gabriela Camila Castellanos Mora / Especial de la ACN para Cubasí)

 

Por Cubasi

Portal de noticias de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

📺 Programas de Perlavisión 👇